jueves, 27 de noviembre de 2014

Inauguración Poesía para llevar


¿Te gusta la poesía

¿Te gusta descubrir el arte de la bella literatura en otros idiomas?

Bienvenidos a Poesía para llevar, donde cada verso, cada palabra, e incluso cada letra pueden deleitarnos como la buena gastronomía. Hay que degustarlos con los ojos, saborearlos con el corazón, digerirlos con la mente, y acompañarlos ocasionalmente con una buena melodía, a veces de reserva, escanciada en nuestros oídos.

Como en la cocina de prestigio, hay mucha variedad en la poesía. Hay poemas extensos, complejos y con una concienzuda elaboración como una lasaña de berenjenas con pimientos morrones asados, mozarella y carne picada, mientras que otros son cortos y sencillos, pero de exquisita delicadeza como un bombón de chocolate suizo.

Otra cosa que tiene en común la poesía con la gastronomía es que es universal. Nuestros chefs son los más afamados poetas, de cada uno de los diez idiomas que se estudia en el CULM, que nos prepararán sus más bellas delicatessen, que nosotros aprenderemos a degustar como auténticos gourmets.

Pero, para que no haya un atracón de poesía, cada semana se servirán a la mesa cinco platos poéticos que se pueden tomar como se quiera: un banquete de cinco tenedores, un primer, segundo plato y postre, o como una tapita diaria.

Cabe señalar que cada poesía no va sola, sino que se debe complementar con las recetas que da cada chef en el blog, para disfrutar aún más de la buena literatura.


El diseño del cartel

El fondo es el clásico mantel de cuadros rojos y blancos que se ve en los restaurantes italianos de las películas. Así se da desde el principio la sensación de restaurante cercano y de comida de calidad (en este caso, poesía de calidad).

El logotipo está formado por el dibujo del chef y la frase "Poesía para llevar". El dibujo es el arquetipo del típico chef francés con su bigote como dos acentos circunflejos invertidos, el gorro de cocina, y el gesto que aprueba que una comida es de calidad. Con él se quiere reforzar la calidad de la actividad en su conjunto.

La frase "Poesía para llevar", la cual da título a la actividad, está curvada hacia abajo, como formando la sonrisa que se le queda a alguien cuando prueba un buen plato. La misma que deseo que se quede en la gente cuando lea la poesía.

La pizza, aparte de que es uno de los platos más internacionalmente extendidos, tiene forma circular igual que el mundo, de modo que simboliza la universalidad de la poesía. Se ha dividido en diez porciones, una por cada idioma estudiado en el CULM, las líneas separadoras están punteadas y tienen un color claro, simbolizando que hay fronteras entre los idiomas pero muy tenues. Aparte, en el cartel físico, las líneas no se ven hasta que estás junto a la mesa, dotando de una mayor fuerza al mensaje de la globalidad. La paleta de horno refuerza la calidad que se quiere dotar a Poesía para llevar.

Cada idioma está escrito con el nombre original, lo que da una identidad a cada uno de ellos. Aparte, cada palabra que designa cada lengua están igual de cerca al centro, dando a entender que todas ellas son importantes. El libro, las notas musicales y el clip de película se podrían tomar como los condimentos de la pizza, aparte de señalar los dos medios, papel y digital, por los cuales se puede presentar una poesía.

Agradecer a todos los colaboradores, presentes y futuros, y a la gente que lea las poesías. Entre todos estáis haciendo posible poesía para llevar.

Buen provecho.

Autora de la entrada:
Lorena Bailo Benito
Becaria CULM
Curso 2014 - 2015.